martes, 23 de mayo de 2017

¿Nos conocemos?



Hoy os quiero contar un secreto,… bajito, sin que tenga demasiada repercusión e importancia, de forma que no lo copie la competencia, pero que hace fracasar o florecer las relaciones entre un proveedor y la compañía, empresa u organización, que quiere comprar un servicio. Aunque lo que os voy a contar, es una simple y tremenda obviedad, en la mayoría de las ocasiones se olvida, porque de lo que realmente sabe el proveedor, es de su negociado y sus servicios, exactamente igual que la compañía, y el servicio se encuentra en medio. La compañía lo utiliza como complemento o herramienta a su core de negocio, siendo por tanto externo. Simplemente, necesita el servicio y busca un proveedor para que se lo preste.
¡Ojo! Factor diferencial siempre en las relaciones interempresariales, y el punto rojo de la diana en la resolución de problemas y necesidades. ¿Cuál es? Simple. Generar equipos integrados en los sectores de nuestro cliente y hablar su mismo lenguaje, encontrando un camino sin trabas y en armonía. Este es el secreto. Algo que pudiera parecer baladí, supone la diferencia entre un buen servicio, además de un buen entendimiento entre cliente y empresa, o un fracaso total en la relación.
Resultado de imagen de nos conocemos foto
¿Cuál es el ejemplo más claro de cortocircuito entre una empresa tradicional (sector financiero, asegurador, etc.) y un proveedor? Las consultoras tecnológicas, y la implantación de procesos y proyectos tecnológicos.
¿Y cuál sería nuestra receta secreta? Por supuesto, una clara apuesta por la excelencia en el servicio, pero acompañándolo con algunas medidas que ayuden a nuestros compañeros técnicos, y al conjunto de los componentes de la empresa a conseguir una alineación perfecta con nuestros clientes.
¿Y los ingredientes?
-          Formación comercial para preventa y venta, en el sector financiero y asegurador. Quien vaya a visitar al cliente y ofrecer un servicio, tiene que conocer las necesidades del cliente y sus clientes, y hacer una recogida de requisitos funcionales, suficientemente adecuada para los técnicos.
-          Formación financiero-aseguradora para los técnicos. Deben conocer el negocio al dedillo, y hablar el mismo lenguaje que el cliente.
-          Input desde el área de marketing estratégico. No sólo hay que implantar nuestra solución, también hay que hacer que sea amigable y funcional.
-          Conseguir una distribución adecuada de funciones dentro del equipo. El departamento comercial no puede, o no debe, recoger y alinear los requisitos técnicos, el departamento técnico no puede, o no debe, silenciar las dudas funcionales del cliente, el departamento de compras no puede, o no debe, generar el documento funcional, etc. Hay que distribuir los papeles y generar un equipo real, que funcione de forma sencilla y ágil.
Quizá haya más ingredientes, aunque el principal, y merece un punto y aparte, sea escuchar las necesidades reales del cliente, y que esta escucha facilite las metas que quiere conseguir con nuestra ayuda. Así podremos aportar nuestra capacidad y experiencia logrando un óptimo resultado. Así que … ¿de verdad nos conocemos?

sábado, 27 de febrero de 2016

Escribe una Canción para Nosotros.

Viajo, sí, viajo mucho.
Sólo, sí, muchas veces viajo sólo.

Esta semana recorría de nuevo kilometros en mi coche. La semana ha sido muy intensa en Madrid, con mucha actividad y sinceramente con muchísimo stress. 
Saliendo el jueves hacia Bilbao, una vez aislado en el coche, y casi dandole gracias a Dios por tener ese remanso de paz después de tratar con tanta gente, he encendido la radio y me he dejado llevar....

Lo reconozco, hay canciones que me emocionan y las oigo hasta tres veces seguidas, una y otra vez hasta sentir todo lo que necesito, para acabar de disfrutarlas. Mientras escuchaba alguna de estas canciones comencé a pensar, "¿a todo el mundo le pasa lo mismo?, coño, yo no puedo ser marciano, me da igual que seas hombre o mujer, joven o viejo, heavy o surfer, metal o rocker, te tienes que emocionar y los pelos se te tienen que poner de punta con algunas de tus canciones preferidas."

U2 en Concierto

Seguía pensando, porque francamente, 400 kilómetros dan para mucho, y reflexionaba sobre lo afortunados que somos porque alguien es capaz de escribir esas canciones, y dárnoslas para que las escuchemos y nos emocionemos. Pensaba también, que no podemos dejar pasar la oportunidad de crear y dejar crear, para que todo el mundo lo pueda disfrutar, y abundando aún más, pensaba en cual es la razón para que determinados cabronazos quieran decidir sobre todo lo que los demás podemos o debemos hacer, queremos o necesitamos expresar, o simplemente cual es la forma en la que queremos vivir. Y estujándome aún más el cerebro, a 130 km/h, (en el cuentakilómetros del coche y en el medidor virtual de conexión entre neuronas), decidía, ¡esto no puede ser! ¡necesitamos más canciones! ¡necesitamos emocionarnos más! ¡necesitamos más gente que nos emocione!.......y entonces.........., interferencias y cambio de emisora en Aranda, ¿las noticias en Onda Cero?, "Sánchez no quiere gobernar con el PP, Rajoy no reconoce la corrupción, Iglesias quiere la vicepresidencia, Rivera no sabe si quiere a Sánchez o a Rajoy, pero al que no quiere es a Iglesias........joder........

¡¡DIOS MIO, BONO, THE EDGE, ESCRIBID UNA CANCIÓN PARA NOSOTROS Y EMOCIONADNOS!!

viernes, 8 de enero de 2016

¿Te selecciono o me seleccionas?

Eso es lo que le diría Del Bosque a Piqué, o Piqué a Del Bosque, porque vaya coña marinera se traen entre los dos.
La verdad es que esta entrada no va de fútbol, va de la relación entre el seleccionador de personal y los candidatos a un puesto de trabajo. 
Por mi trayectoria me ha tocado hacer muchas selecciones de personal a lo largo de los años, y reconozco que no he sido muy ortodoxo en las elecciones de mis futuros compañeros de trabajo. Siempre me he basado en el arrojo personal del candidato en la entrevista, y en la apariencia de "coño parece buen tío/a", más que en sus capacidades aparentes en el desempeño de las funciones para las que le estamos seleccionado.
Probablemente esto haya sido un error, y reconozco que me he equivocado en algunas de las elecciones. Pero me he equivocado en la capacidad técnica del candidato, nunca en la capacidad humana, y de eso me enorgullezco. También he de reconocer que me he equivocado en la no selección de algunas personas, con las que al cabo del tiempo me he cruzado en otros puestos de trabajo, y me han impresionado por su calidad humana y su capacidad en el desempeño de sus tareas.
En los últimos tiempos, de la mano de mi buen amigo Gonzalo, de la consultora Montaner & Asociados, he descubierto una nueva forma de hacer entrevistas, "la entrevista capa a capa". ¿Qué significa esto?. Te deshago como a una cebolla, y te voy sacando poco a poco las distintas capas, pero no basandonos en la experiencia laboral propiamente dicha, ni en las capacidades técnicas, ni siquiera en el "postureo" de la entrevista en su más teórico sentido de la palabra.
Son entrevistas-reuniones a la brava. Sin tapujos y con mucho de valentía por parte de los candidatos y de los entrevistadores, entrega en estado puro y visión de la persona hasta el límite más profundo de su personalidad. ¿Nuevo?, para mi sí, y para aquellas personas que he invitado a participar en las entrevistas, totalmente innovador.
A donde quiero llegar con esto. Muy sencillo. Creo que no debemos mentirnos a nosotros mismos, creo que no debemos disimular, posturear, aparentar, ni los unos ni los otros, ni el trabajo va a ser tan chupiguay de la muerte, ni el candidato va a ser tan acojonantemente bueno o malo por una simple entrevista. ¿Quién no ha escogido a un nuevo compañero de trabajo, y el primer día se ha preguntado por qué coño le habré elegido? ¿Quién no ha empezado a trabajar en un nuevo puesto de trabajo y a los dos meses ha dicho, por qué no me habré quedado en donde estaba?
Son los avatares de la vida, pero no deben amarrarnos ni a los unos ni a los otros. Ha sido nuestra elección, y ninguno de los dos es el enemigo, así que intentemos aportar por una parte y por otra lo mejor de nosotros mismos, porque nos hemos SELECCIONADO, y tenemos que acostumbrarnos al entorno, a las personas, a la política, a las necesidades, en defintiva, tenemos que llegar a "querernos".
Así que una vez autoseleccionados, demos lo mejor de nosotros mismos para que la cosa funcione, y no nos olvidemos nunca, que todos, y cuando digo todos es todos, alguna vez hemos sido seleccionados, en el trabajo, en la vida de pareja, en las amistades,....... y si no aportamos, no funciona. Así de simple.